Seguir luchando

Ayer escribí un post que no llegué a publicar porque estaba escrito desde la rabia. Era un post en el que escupía sapos y culebras a causa de una mala experiencia que me tocó vivir por la tarde. Y es que hay veces que no nos queda otra, que toparnos con gente desagradable. Hoy, ya más calmada, prefiero darle la vuelta a la situación y mirarlo todo desde otra perspectiva.

Ayer, alguien me faltó al respeto y quiso humillarme, dejarme a la altura del subsuelo, que es donde se encuentra él. Ayer me sentía mal conmigo misma porque lo único que hice ante esa persona desagradable fue levantarme de mi silla, despreciar sus palabras, darme media vuelta e irme por donde había venido. Ayer me hubiera gustado decirle a la cara todo lo que en su momento no se me ocurrió, porque desgraciadamente, las mejores respuestas siempre se nos ocurren cuando ya nos hemos ido. Ayer, volví a perder la esperanza en la humanidad.

Pero hoy es otro día.

Hoy me he levantado diciéndome a mí misma que nadie me va a hacer sentir como una “don nadie”. Hoy me he levantado intentando concentrar toda mi energía en la gente buena. Hoy no quiero pensar en esas personas que prefieren humillar a alguien solamente por la estúpida convicción de creerse así superior al resto. Hoy me quiero centrar en esas personas que apoyan, colaboran y construyen un mundo mejor. Porque ellas son las que de verdad merecen mi atención.

Hoy escribo desde el corazón.

Hoy estoy feliz porque el diario Delta habla de mí y de mi libro. Estoy feliz porque estas cosas ocurren solamente cuando los que te rodean te apoyan. Hoy estoy feliz porque he conseguido dar un pasito más con esta novela que me está dando tantas alegrías. Porque sigue vendiéndose. Porque poco a poco el mundo la va conociendo. Porque puede que de aquí salga algo más bueno y mejor. Y estoy feliz porque es gracias a las buenas personas, esas que apoyan, colaboran y construyen, que mi libro está teniendo éxito.

Hoy vuelvo a tener fe en la humanidad. Vuelvo a sentirme apoyada. Vuelvo a centrarme en los que construyen y no en los que destruyen. En los que apoyan y no en los que desprecian. En los que me miran con amabilidad y no en los que me giran la cara mientras les hablo.

Hoy quiero seguir luchando. Porque hoy vuelvo a tener esperanza.

Anuncios

9 Comments

  1. Hola de nuevo Cristina.
    Lo primero decirte que en este mundo tiene que haber de todo, para compensar, que esa gente que se cree con derecho a humillar sin remordimientos no es otra que la que en el fondo se siente pequeñito ante gente como tú.
    Así que sólo nos queda compadecernos de ellos.
    Por otro lado darte la enhorabuena, por los momentazos que estás viviendo. Buen seguro merecidos, hace dos días un mensajero ponía la razón de ellos en mus manos. Si así es, por fin tengo tu libro entre mis manos. En cuanto acabe el actual, me pongo a descubrir lo que en el esconde. Pinta muy bien. En mi blog http://www.palabrasenlasnubes.wordpress colgaré mis impresiones como hago siempre con las historias que caen en mis manos.
    Un besazo que ningún gilipollas te haga perder la sonrisa ni mucho menos la confianza😉

    1. Uuooohh!! Muchísimas gracias!! Por tus palabras y por apostar por mi libro. Deseo de corazón que te guste. Espero con ansias la opinión de personas que apoyan, colaboran y construyen como lo haces tu.
      Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s