Tú tienes la culpa, mujer

Llevo días observando en silencio lo que ocurre a mi alrededor. Leo noticias sobre violaciones y asesinatos a mujeres, que me entristecen. Veo vídeos sobre situaciones cotidianas con las que me siento identificada. Escucho casos sobre machismo laboral que me sacan de mis casillas. Hoy decido escribir este post porque estoy harta de callar.

Como imagino que ya sabréis, una chica ha sido violada por cinco degenerados al inicio de las fiestas de San Fermín. Algunos creéis que esto es nuevo, pero no. No lo es. Lo que pasa es que antes no se hablaba de ello. Afortunadamente ahora sí. Éste no es un caso aislado. Está pasando. En cada fiesta. Cada fin de semana. Cada noche. Por eso no debéis escandalizaros por esta violación. Debéis escandalizaros por ver cómo nadie hace nada para evitar estas situaciones. Se culpa a la mujer por ponerse en peligro de tal forma. ¿No lo ves, mujer, que si paseas sola por la calle de noche te pueden violar? Veo en portada de los periódicos el titular de la noticia acompañado de la imagen de una chica borracha, divirtiéndose de una manera desfasada y con los pechos al aire. La imagen se repite en todas partes. ¿No lo ves, mujer, que es culpa tuya? ¿No ves que esta situación podrías evitarla? Una vez más, la culpa la tienes tú, mujer, por tu actitud.

Estoy harta. Cansada de ver cómo nunca se señala al violador sino a la víctima. ¿Acaso nadie ve que el problema radica en la educación que han recibido esos violadores? Alguien les dijo una vez que por el hecho de ser hombres, tienen más poder que las mujeres. En todos los sentidos de la vida.

Así no conseguimos nada. Ayer mismo hice la prueba. Volvía de mi clase de yoga cuando, al final de la calle observé a un grupito de chicos. Como es de esperar en mí, lo primero que se me pasó por la cabeza fue cambiar de acera. Pero algo me hizo recordar que yo, mujer débil, debo cambiar mi actitud si no quiero que me violen. Así pues, continué caminando por la misma acera hasta que llegué a ellos. No aceleré el paso ni disimulé con el móvil. Levanté la cabeza y pasé pisando fuerte. Sin embargo, la actitud de ellos fue la misma de siempre. Se callaron, me observaron, alguno me lanzó un beso y, cuando ya me alejaba, rieron al unísono. Pues vaya, no funciona. Y no funciona porque la culpa NO ES NUESTRA sino de esos hombres que no entienden de respeto ni de igualdad de sexos.

Por suerte, hay esperanza. Al menos puedo ver que las generaciones van cambiando. Hace poco, mi propia madre me explicaba cómo se sentía acosada en el metro cuando de joven iba hacia el trabajo. No soportaba las aglomeraciones de las horas punta porque algunos hombres aprovechaban la ocasión para meterle mano. Le tocaban el pecho e incluso le pellizcaban el trasero. Y les era indiferente que mi padre estuviera a su lado. Al menos eso a mí ya no me pasa. Pero todavía queda mucho por hacer.

Hace un rato hablaba con una amiga por teléfono sobre la situación laboral en la que se encuentra. Trabaja en un departamento de marketing siendo un cero a la izquierda. El director general ni la mira a los ojos. Cuando éste necesita algo, se lo pide al jefe de ella. Esta chica tiene un compañero. Él, hombre, es un camarada. El director general le habla como a uno más. A ella la trata como a una simple asistente. El chico y la chica son de la misma edad, de la misma categoría… pero de diferentes sexos.

Si eres hombre y estás leyendo esto, no te sorprendas porque estos casos que te cuento son nuestro día a día. Seguro que cuando te enteraste de la noticia de la chica violada en San Fermín, sentiste repulsión por esos cinco animales. Estoy de acuerdo contigo, todos sentimos nauseas. Pero presta atención. La violación es el último paso del machismo. O el penúltimo (todavía podrían haberla matado). Pero antes de llegar a esto, está el machismo que respiramos en el ambiente. Por la calle, cuando paseamos aparentemente tranquilas. En el metro, cuando vamos a trabajar. Por la noche, cuando salimos de copas con nuestras amigas. En el trabajo, cuando nos esforzamos el doble para conseguir la mitad. Presta atención y pon tu granito de arena para ayudarnos a cambiar esta situación. Porque hasta que esto no cambie, seguiremos teniendo violaciones en nuestra sociedad.

 

Os dejo con un corto con el que, si eres mujer, te sentirás identificada y, si eres hombre, podrás empatizar con nuestra situación. Porque esta lucha es de todos.

Anuncios

8 Comments

  1. Que de acuedo estoy contigo Cristina. Es lamentable que en la sociedad que vivimos sigan existiendo personas que señalan a la víctima, hombres y desgraciadamente también mujeres.
    Pues como bien dices hay que ir pisando fuerte, aún que ello nos cueste esfuerzo, porqué no todas tenemos la suerte de ser valientes, pero hay que trabajar en ello, con la cabeza bien alta, vayamos vestidas como nos de la real gana, sin pedir permiso, ni pedir perdón, sin sentir que estamos haciendo algo mal, cuando alguien se siente intimidado por tu apariencia. El problema como bien dices Cristina, no es nuestro es de los que tienen la poca inteligencia de creerse con derecho a algo.
    Respecto a lo del trabajo, hemos recorrido mucho, pero todavía faltan por recorrer…. así que paciencia y perseverancia.
    Enhorabuena Cristina una vez más por tus palabras, y por como están expresadas. ¡Que ganas tengo de que nos conozcamos!😉

    1. Gracias a ti por tus palabras!! Es un deber de todos el de concienciar a la sociedad. Hemos ganado mucho en esta lucha, aunque todavía queda mucho por hacer!. 💪🏼
      Un beso y que pases un buen día 😉

  2. Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras, hace mucho que vengo preparando un post sobre esto mismo y siempre termino parándolo porque siempre hay una noticia más,una desgracia más que por algo me impide finalizarlo.
    Es nuestro deber dar todavía mas visibilidad a a nuestra realidad, al techo de cristal y a las injusticias machistas, que pena que haya tantos avances en la sociedad para ir a fallar en lo más básico.
    Un beso!

    1. Es una lástima que cada día escuchemos nuevos casos. Es una lacra muy importante que debemos erradicar entre todos y dar visibilidad de este problema con los medios que tengamos. Gracias por dar tu opinión!

  3. Es difícil!! el verdadero problema a mi modo de entender es que hay gente con cerebro y hay gente que carece de él, es así de simple. Los que tienen esa carencia, por mucho que nos esforcemos los demás siempre serán los conflictivos. Eso pasa en muchas cosas más! Ya que estamos y lo has mencionado el tema Sanfermines, sinceramente, no se que pensar de ello, no me refiero a las violaciones, eso lo tengo claro, si no al día del chupinazo, no tengo ni idea como se tiene que coger eso!

    Muy buen post y muy correcto 😉

    1. Sí es difícil… Todavía queda mucho por hacer para que esos que tienen carencias, evolucionen. Pero no por eso debemos dejarles que campen a sus anchas por el simple hecho de que no tengan dos dedos de frente…
      ¡Gracias por pasarte por aquí y dejarnos tu opinión! 😉

  4. El problema es la perpetuación de roles que se hace cada día por medio de canciones o en la televisión y en tantas partes… Y el misticismo con el que se sigue tratando el asunto, la supuesta culpa de la mujer…

    En resumidas cuentas, no podría estar más de acuerdo contigo.

    1. Creo que tienes razón en lo de los medios. Ayer estaba viendo las olimpiadas cuando salió un reportaje sobre volley-playa femenino, en el que ponderaban la gran oportunidad para la integración, porque, fíjate, allí estaban unas mujeres normales en bikini jugando contra otras completamente cubiertas y con velo… y las olimpiadas les permitían juntarse en la playa.
      En realidad, la noticia seguía siendo sobre la indumentaria de la mujer, no se centraban en el deporte, sino que la mujer volvía a ser objeto, en este caso por su forma de vestir, poniéndola en la periferia del debate, pues no les dieron la palabra a ninguna de ellas durante el reportaje.
      Esto es lo que se recibe diariamente desde los medios, y es estructural, no es cuestión de si Pepita o Juanito o… Está instalado en nuestra sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s