Un lugar llamado Mundo

El mundo se equivoca. Y cuando digo “el mundo” me refiero a las personas que habitan en él. El ser humano está completamente equivocado desde hace miles de años. Vivimos en una tierra que creemos nuestra cuando en realidad no lo es. Porque no nos damos cuenta que este planeta llamado Tierra nos PERMITE que vivamos en él. Pero no nos pertenece, a ver si nos vamos enterando. Veo las noticias con cara de estupefacción. Soldados a pie de las vallas de Melilla, velan para que ningún africano toque tierra española. Porque claro, el terreno español es nuestro. Lo conquistamos hace cientos de años… ¿no?

NepalEl planeta Tierra es el que decide si podemos vivir en él o no, no las fronteras. La Madre Naturaleza, Dios, la biología, la fuerza del universo, o como queráis llamarlo, es quien nos proporciona oxígeno para que podamos vivir aquí. Quien nos proporciona agua para que no nos deshidratemos. Quien nos  proporciona alimentos para que no muramos de hambre. La Tierra está a una distancia lo suficientemente cerca del sol como para que no muramos helados y lo suficientemente lejos de él como para que no muramos abrasados. Si el planeta Tierra fuera un entorno hostil, el ser humano no existiría. Así de simple. Y parece que no nos damos cuenta. Por eso, de vez en cuando, nos golpea con un terremoto para avisarnos de su brutal fuerza. Solamente le hace falta temblar un poco para indicarnos que es ella quien tiene el control. Quien decide quién puede o no puede vivir aquí. Un terremoto y miles de vidas que se acaban. El terremoto de Nepal no es otra cosa que otro toque de atención más. Si se lo propone, el planeta Tierra es capaz de destruir no solamente vidas humanas, sino edificios milenarios. Milenarios porque es ella quien ha permitido que estén ahí durante miles de años. Hasta que a ella le ha dado la gana de destruirlos.

Así que dejemos de decir y opinar sobre quién puede o no puede vivir a nuestro lado. Dejemos de poner fronteras. Porque en esta casa llamada Tierra habitamos todos. Las únicas fronteras que existen son las que nuestro planeta nos impone, no las vallas de Melilla, ni las de México, ni las de ningún otro país. Porque como dice la canción, vivimos en un lugar llamado Mundo siempre y cuando éste nos lo permita. No lo olvidemos.

Anuncios

1 Comment

  1. Hola , me gusta mucho tu cabreo y comparto plenamente tu opinión visita mi blog Si lo deseas y lee
    “Tributo a mi tierra ” , es una realidad tan actual como el día de hoy . Un Abrazo y gracias por añadirme .JP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s