Soy bajita, y ¿qué?

Sí, soy bajita, y ¿qué? Mido 151cm y soy la primera que hago chistes sobre mi estatura. Hace unos días, una amiga que mide exactamente lo mismo que yo, me envió un link súper divertido en el que aparecían fotos en las que se dejaba ver de forma muy explícita las desventajas de ser bajita. Me hizo mucha gracia y me sentí muy identificada. Chicas que se suben al mármol de la cocina para llegar a los armarios más altos, chicas que se hacen selfies en el coche y ves cómo el cinturón de seguridad las va a degollar en cualquier momento, chicas a las que les sobran 20 centímetros de tela del bajo de los pantalones que llevan puestos, etc. Si os interesa aquí os dejo el link: 27 dolorosas fotos con las que toda chica bajita se puede identificar

Y es que las bajitas nos reímos mucho de nuestra estatura, pero eso no significa que nos demos pena a nosotras mismas, ni que queramos ser crueles ni que sintamos que tenemos un defecto. Los que sienten que tenemos un defecto sois todos vosotros. Las personas “normales” de estatura “normal”. Los que pensáis que por ser bajitas somos menos. No, no somos menos que nadie. Son muchas las veces que me he encontrado riéndome yo sola de mi misma y cuando he acabado de reírme he mirado alrededor mío y las personas que me rodean me dicen con cara de pena: anda, no seas tonta. Entonces es cuando yo les digo: tonta ¿por qué? ¿Acaso no es cierto que soy bajita? Para que os vayáis enterando, ser bajita no es ningún defecto. Es una característica más de mi misma, pero no es nada malo ni nada por lo que apenarse. Y de eso es de lo que la sociedad debería empezar a concienciarse. Sobretodo en el mundo laboral.

Estar dentro de un cuerpecito de niña no te hace ni inferior ni menos profesional que el resto. Una persona bajita puede ser igual de profesional que otra de metro ochenta. El problema viene cuando las bajitas nos creemos que por vivir dentro de nuestro pequeño cuerpecito, no podemos alcanzar a otros. Yo misma me he boicoteado más de una vez presentándome a entrevistas de trabajo con taconazos para parecer más alta y, en consecuencia, más adulta y más profesional. Dame 20 centímetros de altura y me como el mundo, he pensado más de una vez. Y no solamente en entrevistas, sino también en reuniones y eventos varios. Pero en seguida me doy cuenta que es absurdo, que lo único que consigo es un buen dolor de pies y al bajarme de mis tacones volveré a mi estatura de metro y medio.

Así que quiero utilizar este post para deciros a todos que tener una estatura pequeña no significa que seamos pequeños por dentro. Somos iguales que el resto de mortales. Con nuestras virtudes y nuestros defectos, pero capaces de realizar cualquier trabajo como los demás. No suelo ver a mujeres bajitas en altos cargos directivos. Tampoco hombres bajitos. Los protagonistas de las películas y series de televisión tampoco suelen serlo, exceptuando a la gran Natalie Portman y a alguna más. En los videoclips musicales se intenta disimular la pequeña estatura de cantantes como Shakira o Kylie Minogue. Creo que ya va siendo hora que eso empiece a cambiar.

Y para los que todavía pensáis que ser bajita es un defecto, aquí os dejo las ventajas que tenemos las personas de pequeña estatura para que vayáis cambiando de opinión:

1. Somos capaces de estar cómodas en esos asientos minúsculos de los aviones e incluso podemos estirar las piernas.

2. Aparentamos tener menos edad de la que tenemos.

3. Heredamos ropa moderna de nuestras sobrinas adolescentes.

4. Somos más ágiles.

5. Hay estudios que demuestran que las personas bajitas vivimos más.

6. También hay estudios que dicen que tenemos menos posibilidades de padecer cáncer. Al parecer, está relacionado con las hormonas de crecimiento.

7. No nos damos golpes en la cabeza con los estantes.

8. Cabemos en cualquier lugar.

9.Tenemos total libertad para poder decir aquello de: tan alto como un pino y tan tonto como un pepino.

10. Y la mejor de todas, como dice mi abuela, una mujer bajita siempre podrá aparentar ser más alta calzándose unos buenos tacones, pero una mujer alta nunca podrá aparentar ser más bajita.

Y para acabar este post como se merece, aquí os dejo el consejo de Mr. Wonderfull: Piensa en grande y siéntete enorme, que al fin y al cabo, es lo único que cuenta.

soy bajita y que

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s