Creando historias

Las hojas de los árboles susurraban con el viento. El ladrido de un perro ocultaba el sonido del agua pasar por un pequeño riachuelo cerca de su casa. El olor de las paredes recién encaladas impregnaban el jardín desde donde escribía. Notó que unos ojos verdes la observaban desde el otro lado del césped. Paró de escribir y levantó la vista. Entonces le vio. Frente a su casa, un chico de piel dorada por el cálido sol del verano, la observaba atentamente. Y ella empezó a soñar.

Se imaginó que se conocían en otra vida, donde los dos no eran quienes son en realidad. Se imaginó que él era un famoso cantante perdido en el pequeño pueblo donde vivía. Soñó con que ella le invitaba a pasar ofreciéndole limonada fresca. No, mejor aún. Soñó que tenía que ocultarlo en su casa para evitar el acoso de sus fans. Se imaginó también que ella era escritora. Pero de las de verdad, de las que escriben un montón de novelas y venden miles de copias. Ya puestos, soñó con que el cantante la reconocía y que había leído todas sus obras. Se imaginó que empezaban una larga conversación mientras la tarde se convertía en noche. Se caían bien. No, mejor aún, se idolatraban mutuamente. Se imaginó que empezaba a llover a raudales y él no podía marcharse y debía hacer noche en su casa. Antes de ir a dormir, él le pedía que le leyera un fragmento de una de sus mejores novelas. Ella, a cambio, le pedía que le cantara con la guitarra su último éxito. Después de escucharse mutuamente los dos se miraban a los ojos y descubrían que se estaban enamorando. Entonces se besaban y se daban cuenta que al día siguiente ocuparían todas las portadas de las revistas del corazón.

Ella suspiró y volvió a la realidad. El chico de piel dorada siguió su camino al otro lado del césped, acompañado de un perro que no dejaba de ladrar. Nunca se conocerían. Sin embargo, una sonrisa inundó su cara. Ya tenía una historia para escribir.

creando historias

 

 

Anuncios

2 Comments

  1. En ocasiones, una historia surge en un plis plas, A partir de una imaginación desbordada, a partir de un qué podría pasar a partir de una situación cotidiana. Que la inspiración te acompañe siempre. Estoy descubriendo tu blog, saludos, continúo leyendo entradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s