Miradas indiscretas en Facebook

Aquí os dejo mi segundo relato del Club de Escritura. ¡Espero que os guste!

Me asomo a la ventana como cada mañana para ver qué tiempo hará hoy. No llueve, cosa que es de agradecer en una ciudad como Londres. Desde mi pequeño apartamento pienso y pienso cómo me habría ido la vida si me hubiese quedado a vivir en España. Quizás seguiría en paro. O quizás hubiera encontrado un trabajo de camarero como el que he encontrado aquí en Londres, quién sabe. Pero hay algo que no hubiese cambiado. Sigo atormentado por nuestra ruptura. Hace tres meses me miraste a los ojos en aquella terraza del Mediterráneo, y con tristeza me dijiste que lo nuestro no podía continuar. El olor a mar y la calidez del sol valenciano no consiguieron apaciguar mi desdicha y escapé. Y aunque debo admitir que Londres es un lugar precioso, me siento solo. Me falta mi familia, mis amigos y, por supuesto, me faltas tú.

Me separo de la ventana y enciendo el ordenador mientras le doy un sorbo al té con leche que reposa sobre la mesa del salón. Espero impaciente a que se abra la página de Facebook porque no puedo estar ni un minuto más sin saber de ti. Entro rápidamente en tu perfil para ver las novedades. Anoche saliste con tus amigas. Lo sé porque te han etiquetado en unas treinta fotos. Con la rabia que a ti te da eso. Nunca has entendido qué motivos lleva a la gente a publicar lo que han cenado, cuántas copas han bebido, lo que han bailado o la hora en la que llegaron a casa. Que luego todo se sabe, solías decir, y esas fotos pueden llegar a los jefes. Yo, sin embargo, tengo que romper una lanza a favor de tus amigas porque gracias a ellas, sé de ti. En el fondo pienso que te etiquetan adrede para que yo mire indiscretamente al día siguiente. Anoche ibas guapísima, con una minifalda negra y tu blusa favorita que, según tú, es de color verde Tiffany, aunque para mí es verde a secas. Te has hecho mechas californianas, que eso me dejaste bien claro lo que era, aunque a mi me da igual si esas mechas son californianas, africanas o de Cancún, porque te hagas lo que te hagas yo siempre te veo guapa.

Hoy has escrito un nuevo post en tu blog y has compartido el enlace en tu Facebook. Te encanta escribir los domingos porque es cuando estás más inspirada. Quizás sea por el tiempo libre que tienes durante el fin de semana. O quizás porque tienes más cosas que contar, vete a saber. Te encanta escribir y a la gente le encanta leerte. Quieres ser escritora y yo estoy convencido que pronto saldrá a la luz esa novela que guardas en el cajón de tu mesita de noche y que está destinada a convertirse en un Premio Planeta. Para mi sorpresa, hoy no has escrito ningún relato ficticio. Leo el titular y enseguida deduzco que lo que escribes es un texto dirigido a mí. Mi corazón bombea con fuerza y con un miedo atroz hago click sobre el titular que reza “Las miradas indiscretas de Facebook”:

miradas indiscretasAnoche salí con mis amigas a ese bar que tanto nos gustaba el verano pasado, ¿te acuerdas? Me puse mi blusa favorita color verde Tiffany. Me chifla este color, qué le vamos a hacer. Me siento guapa porque además estreno peinado. Iba detrás de hacerme mechas californianas… ni se sabe cuánto. Pero es que una no es muy dada a los cambios, ya lo sabes, y hasta que me he decidido, han pasado tres meses. Tres meses… tres meses es el tiempo que llevo sin saber de ti. Pero tengo constancia que tu sabes más acerca de mi vida de lo que yo imagino. Y por eso hoy te escribo. Sé que me espías. Y no puedo hacer nada al respecto, porque en el momento en el que me abrí una página en Facebook, le vendí todos mis derechos de imagen a un tal Mark Zuckerberg, y más ahora que además es el dueño y señor de Instagram (…)”

Paro de leer. Ya se cómo continúa la historia. Tienes razón, te miro indiscretamente y no debería hacerlo. Suspiro profundamente y no lo dudo un segundo más. Pongo mi ratón encima de la pestañita temida, aprieto con fuerza mi dedo índice y hago clik encima de “eliminar de mis amigos”. Es como un golpe rápido y seco. Es hora de pasar página y dejarte ir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s