De ilusiones se vive

Hoy quiero dirigirme a todas esas empresas que se encuentran en el momento de cerrar un proceso de selección que han estado llevando a cabo. Quiero hacerles una crítica constructiva, sin maldad alguna. Entiendo que somos muchos los que presentamos nuestra candidatura y que solamente se puede elegir a uno de nosotros y también entiendo que es muy embarazoso tener que llamar a alguien para decirle: lo sentimos, usted no ha sido seleccionado para el puesto. Por este motivo, propongo una solución bien sencilla. Se trata simplemente de elaborar un e-mail estándar diciendo:

e-mail

“Me dirijo a usted para comunicarle que hemos cerrado el proceso de selección y hemos contratado a otra persona. Gracias por pensar en nuestra empresa. Si nos lo permite, guardaremos su currículum en nuestra base de datos durante los próximos meses y le tendremos en cuenta para próximas candidaturas afines a su perfil”. Se puede incluir en un mismo e-mail a todos los candidatos en copia oculta, darle a “enviar” y a otra cosa mariposa. Se trata de un único y estándar e-mail que se puede redactar en diez minutos. Sinceramente, creo que esta opción aparte de ser bastante coherente y barata (no hay que gastar teléfono llamando a nadie), debería ser siempre usada por todas las empresas.

Debo decir que hay empresas que se toman la molestia de llamar o de escribir un correo. De verdad que es de agradecer. Y mucho, además. Es una sensación muy buena ver que alguien se toma unos minutos de su vida para agradecerte que hayas pensado en su empresa aunque ahora no busquen a nadie o no encajes con el perfil que están buscando. Sientes que lo que estás haciendo no lo haces en vano. Sientes que hay alguien detrás de ese correo que has enviado con tanta ilusión. Sientes que ahí hay un ser humano, no una empresa. Al fin y al cabo todos somos personas y un día puedes ser el entrevistador y al día siguiente se te puede dar la vuelta a la tortilla y convertirte en el entrevistado y ser tú quien espere una respuesta.

¿Porqué esta reflexión? Porque de ilusiones se vive. Porque esperas que esa empresa donde quieres entrar a trabajar te diga que sí, que sí que te quieren. Y mientras no te dan la negativa, te ilusionas y te ves trabajando ya ahí. De vez en cuando una necesita que le den una pequeña dosis de realidad para ir descartando empresas donde no te necesitan en estos momentos. El hecho de ir tachando ofertas hace que te centres en otras en las que puedes tener más posibilidades y olvidarte de aquellas en las que han considerado que no encajas ¿no creéis? Yo, personalmente, lo agradecería.

Anuncios

4 Comments

  1. Entre las que no avisan que no te han cogido y algunas ni siquiera te dicen que han recibido y tendrán en cuenta tu currículum vamos apañados.
    Ya la opción es enviar/entregar a cascoporro y a la que una llame apuntar bien el nombre y luego averiguar cual era.
    Yo una vez recibí la llamada de una empresa que me quería hacer una entrevista de trabajo y ni me acordaba ya de haberles enviado un currículum, y como quien espera desespera…. pues voy haciendo y si suena la flauta bienvenido sea, de donde sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s